Cinco errores que veo en diseños de logos • Satya Estudio

Cinco errores que veo en diseños de logos

Últimamente estamos comenzando a notar cómo empresas y freelances están dando más valor a la importancia del branding en su negocio y eso es positivo. A veces solo buscan un logo que les represente y la importancia de este no debe ser subestimada. El logo es la representación gráfica de la identidad de tu empresa y es tan poderoso que puede dañar la reputación de tu empresa si no lleva un estudio detrás. No importa si tus productos o servicios son los mejores o únicos en el mercado porque si el logo está mal diseñado no captará la atención del público objetivo que deseas atraer.

La leche viene con fecha de caducidad. Los logos no. Cuando a una empresa le vendes un logo fresco, asegúrate de que sabe cómo almacenarlo adecuadamente porque, si no, puede que se corte antes de tiempo [Extracto de “Claves del Diseño de Logos. Capsule”]

Diseñar correctamente un logo es un proceso desafiante y puede incluso llegar a dar algún dolor de cabeza pero, para que esto no te vuelva a ocurrir, te dejo claro qué cinco cosas debes evitar cuando comiences con el próximo encargo. Al menos, la próxima vez que tengas que enfrentarte con una tarea así, quizás lo recuerdes y no caigas en ellos al diseñar un logo.

 

1. Dejarte llevar por modas

Cada cierto tiempo ves cómo se generan nuevas tendencias dentro de la industria del diseño y, a veces, algunos diseñadores de logos cometen el error de seguirlas a la hora de enfrentar un nuevo trabajo. Tenemos que pensar que si diseñamos para una empresa, el logo será un símbolo de identidad y debe de ser atemporal. Un logo diseñado en base a las tendencias del momento puede que con el pasar de los años comience a desentonar e incluso llegar a parecer anticuado. No estoy diciendo que no aceptes las tendencias, puedes inspirarte en ella, claro que sí, pero asegúrate que el trabajo final sea llamativo, único y duradero.

 

2. Mal uso de las tipografías

Cada tipografía tiene su personalidad y es el diseñador el que debe elegir una fuente que refleje las características del icono y que coincida con el mensaje que la empresa quiere transmitir. Una tipografía estudiada y seleccionada correctamente para un logotipo puede hacer distinguirlo entre otros con tipografías seleccionadas sin ningún criterio. Como diseñador de logos debes reflexionar bien esta decisión y evitar el uso de más de dos tipografías en un solo logo si quieres obtener resultados óptimos.

 

3. Pobre selección de color

Al igual que con la tipografía vas a transmitir cierto mensaje, lo mismo ocurrirá con el color. Necesitas entender la sicología que se halla detrás de los colores y elegir color/es que resuenen con la personalidad y el mensaje que la marca necesita difundir.
Personalmente comienzo embocetando las ideas en papel y, una vez que tengo un número considerable de bocetos que me convencen, es cuando comienzo a vectorizarlos en blanco y negro. Los colores los aplico cuando llego a una solución solida y acorde con el briefing inicial del cliente.

 

4. Crear un diseño complejo

Los logos que mejor funcionan son simples, memorables y efectivos. Podemos mirar a nuestro alrededor para ver algunas marcas como Apple, Google,  Twitter, BBVA, Spotify,.. Si te fijas, todos son logotipos fáciles de recordar. Tu misión al diseñar un logo es procurar conseguir un resultado simple que sea fácil de perdurar en la mente del público al que va destinado. En cambio, si el logotipo es complejo y es necesario hacer un “sobre esfuerzo” para entenderlo, puedes estar convencido que le resultará más complicado que la gente lo recuerde.


5. Plagio y copia

Aunque suene feo esto ocurre como en otros campos creativos y se ha vuelto algo muy común desde la explosión de internet. El objetivo principal de un logo Cualquier diseñador profesional entiende la importancia de un diseño de logotipo original y único.

El objetivo de un logotipo es representar a una empresa de la mejor manera posible y cuando los diseñadores copian o roban la idea de otros, esto afecta negativamente a la marca de la empresa. Por otra parte, el plagio también puede dar lugar a ramificaciones legales y puede terminar pagando un alto precio por el mismo.

 

¿Te ha salido una sonrisa al leer algún punto? ¿Sabrías decirme de algún logo que cometa alguno de estos fallos? Déjalo por aquí abajo y lo comentamos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.