Tagline, eslogan y claim ¿qué diferencia hay entre ellas? • Satya Estudio

Tagline, eslogan y claim ¿qué diferencia hay entre ellas?

A especialistas en marketing, agencias de publicidad y a diseñadores nos ha pasado en algún momento durante nuestra carrera que, involuntaria o inconscientemente, nos hemos puesto a hablar con términos o jerga propia de nuestro sector a clientes, provocándoles así confusión en la mayoría de ocasiones y que no supieran realmente qué queríamos decirle o comunicarles.

Esto provoca que no interiorice muchas acciones que son necesarias para un proceso de creación de marca (fallo nuestro) Además, a corto y medio plazo, va a traducirse como una inversión mayor de tiempo para poder defender el proyecto y –aún así– tu cliente tendrá la sensación de que le “estas engañando”.

Por eso he preparado esta entrada para que, ya seas un futuro cliente, una compañera o un curioso, te ayude a que hagas entender y comunicar correctamente el mensaje que tienes en tu cabeza.

 

TAGLINE

El tagline o propuesta de valor es desarrollada por la compañía como parte de su identidad corporativa y habitualmente su asocia al logo. Suele ser corta y diseñada para expresar de manera inteligente una propuesta de la marca por lo que quedará permanentemente asociada a ella.

Las marcas pueden necesitar esta frase para que sus usuarios conozcan realmente lo qué son, qué hacen y qué van hacer por nosotros con tan sólo unas pocas palabras, reforzando el significado de la marca, especialmente aquellas que no disponen de gran inversión para hacer en publicidad y marketing.

Algunos taglines alcanzan tanta popularidad que acaban siendo asimilados por la socidad. Ejemplos:

3M – Innovation
Apple – Think Different
Nokia – Connecting people
Nike – Just Do It
Mc Donalds – I´m loving it.

 

ESLOGAN

El eslogan o claim puede ser considerado como un “grito de guerra” y se utiliza especialmente en las campañas comerciales. Está alineado con la estrategia de marca y la propuesta de valor pero conectado con los objetivos específicos que se buscan a nivel comercial con la campaña de publicidad del producto o servicio en cuestión.

A diferencia del tagline, el eslogan tiene una vida más corta y generalmente va junto con un producto o servicio. Los planes de publicidad se basan en eslóganes y las empresas los cambian con cierta frecuencia y –generalmente– son frases pegadizas llegando a quedar algunos desactualizados en cuestión de semanas, dependiendo de la campaña publicitaria que se quiere lanzar.

Tanto el tagline como el eslogan pueden sobrevivir juntos, incluso pueden llegar a apoyarse conjuntamente, reforzando el lema principal de la marca, por ejemplo.

Algunas veces el claim de una campaña coge tanto peso que llega a convertirse en el tagline de la marca, hablamos del caso de BMW y su  “¿te gusta conducir?. Otros ejemplos:

DGT – Si bebes no conduzcas
IKEA – Bienvenido a la república independiente de mi casa
Movistar – Compartida, la vida es más
Tenn – El algodón no engaña
Raid – Las mata bien muertas

CLAIM

Un claim es una frase que quiere diferenciar a la marca y atraer al público objetivo a través de enunciar claramente la proposición única de ventas de dicha marca. El claim puede acabar siendo de marca (tagline) o de campaña, y en cada caso su construcción, significado y aplicaciones pueden ser totalmente diferentes. Eso sí, el objetivo siempre es el mismo: transmitir la idea de campaña de forma única y diferencial.

Avis – We try harder
M&M’s – Se derriten en tu boca, no en tus manos
Mastercar – Hay cosas que el dinero no puede comprar para todo lo demás, MasterCard

 

¿te ha quedado claro? ¿Piensas que habría algo más que podrías aportar? Si la respuesta es que sí, déjanosla en los comentarios 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.